jueves, 3 de marzo de 2011

Resistiré

Hoy quiero compartir con ustedes las letras o estrofas de algunas  canciones que podrían ser el eslogan de cada uno de nosotros.
La canción “Resistiré” del Dúo Dinámico nos invita a reflexionar y a poder seguir adelante cuando se nos presenta la adversidad, la letra dice así:
“Cuando pierda todas las partidas, cuando duerma con la soledad, cuando se me cierren las salidas, y la noche no me deje en paz. Cuando sienta miedo del silencio, cuando cueste mantenerme en pie, cuando se revelen los recuerdos y me pongan contra la pared.
Resistiré erguido frente a todo, me volveré de hierro para endurecer la piel y aunque los vientos de la vida soplen fuerte, soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie. Resistiré para seguir viviendo, soportaré los golpes y jamás me rendiré y aunque los sueños se me rompan en pedazos, resistiré…resistiré”.
Son pocas veces las que nos detenemos en escuchar atentamente las letras de las canciones y algunas son verdaderos manifiestos de vida, como es el caso de la letra de la canción “Voy a vivir” del Sueño de Morfeo”:
“Quiero vivir, quiero sentir. Saborear cada segundo, compartirlo y ser feliz. Hay tantas cosas que aprender, tanto nuevo por llegar. La vida siempre suma y sigue, lo que tienes es lo que das. Créeme, voy a vivir, cada segundo, mientras pueda estar aquí. Ya comprendí que mi destino, es elegir, no tengo miedo, he decidido ser feliz. Voy a vivir, mientras me quede un poco de aire, no voy a abandonar. No perderé ni un día más en lamentarme, o en sentarme a descansar, y cada paso, me permitirá avanzar, hacia el futuro, con confianza y libertad…”
Reflexión:
Una palabra dicha a tiempo puede ser un gran consuelo, el empujón necesario para actuar, un bálsamo para las heridas…..Las palabras son el vehículo de contacto de nuestra alma con la realidad.
Hay palabras sencillas, inmediatas, adecuadas, amables que son un regalo. Expresadas desde la espontaneidad, un “adiós”, un “gracias”, un “por favor”, un “te quiero” pueden iluminar un momento, y en según qué circunstancias, ser el recuerdo que da también sentido a una vida.
Son muchas las formas en las que la vida nos puede hacer parar y reflexionar, hay veces que al escuchar el eslogan de un anuncio, el cartel publicitario de algún producto, la letra de una canción, la lectura de algún relato, sin saber porque nos conmueve y nos hacen reaccionar. Hace algunos años hubo un eslogan que decía: “Vives para trabajar o trabajas para vivir”, algo tan simple, hizo que mi vida diese un giro inesperado. La vida en ocasiones nos pone aprueba, a veces  se trata de pruebas más o menos difíciles pero nunca olvides que:
Si piensas que estás vencido, lo estarás. Si piensas que no te atreves, no lo harás. Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, no lo lograrás. Si piensas que perderás, ya has perdido, porque en el mundo encontrarás, que el éxito comienza con la voluntad del hombre.
Piensa en grande y tus hechos crecerán. Piensa en pequeño y quedarás atrás. Piensa que puedes y podrás. Todo está en el estado mental.
La batalla de la vida no siempre gana el hombre más fuerte, o el más ligero, porque tarde o temprano, el hombre que gana, es aquel que cree poder hacerlo”.
Rudyard Kipling

“Mientras deseemos lo que nos falta, está descartado que seamos felices. Porque el deseo es carencia y la carencia es sufrimiento”.    
                                                                              Blaise Pascal
Montse Parejo
Psico-Oncóloga

No hay comentarios:

Publicar un comentario